La selvicultura preventiva pretende actuar sobre la vegetación presente en un monte, mediante la combinación de las siguientes actuaciones:

  • Disminuir densidad mediante clareos, claras y resalveos.
  • Eliminar vegetación pirófila mediante desbroces.
  • Modificación de la estructura del monte mediante podas.
  • Eliminación de restos vegetales, mediante trituración o astillado.

Gracias a estas actuaciones, se logra disminuir la cantidad de combustible forestal disponible, así como crear discontinuidades tanto verticales como horizontales, que dificulten la propagación de un posible incendio.

Diseñamos, construimos y mantenemos fajas auxiliares de pista, fajas cortafuegos, áreas cortafuegos y fajas perimetrales, tanto en montes públicos como privados.

Nuestro personal técnico estudia la finca, creando un plan de defensa contra incendios forestales, en el que se diseñan las actuaciones más efectivas y más respetuosas con el medio ambiente, evitando posibles problemas de escorrentías, pérdidas de suelo, impacto visual, etc.

Cerrar menú